CUALIFICACIONES PROFESIONALES

Imagen

Cualificaciones y competencias profesionales

Con la Ley Orgánica 5/2002, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, se definió la cualificación profesional como el conjunto de competencias profesionales (conocimientos y capacidades) que permitían dar respuesta a ocupaciones y puestos de trabajo con valor en mercado laboral, y que podían adquirirse a través de la formación o por experiencia laboral.

De esta forma, una cualificación se articulaba a su vez en competencias, definiéndose éstas como el conjunto de conocimientos y capacidades que permiten el ejercicio de la actividad profesional conforme a las exigencias de la producción y del empleo. En este sentido, se concibió la unidad de competencia como el agregado mínimo de competencias profesionales susceptible de reconocimiento y acreditación parcial.

Con la Ley Orgánica 3/2022, de 31 de marzo, de ordenación e integración de la Formación Profesional, se entiende por:

  • Cualificación: la competencia para el desempeño de una actividad profesional acreditada oficialmente por títulos, certificados o acreditaciones.
  • Competencia profesional: el conjunto de conocimientos y destrezas que permiten el ejercicio de la actividad profesional conforme a las exigencias de la producción y el empleo. Las competencias profesionales se recogen en los estándares de competencia profesional, que servirán para el diseño de cualquier oferta de formación profesional.
  • Elemento de competencia: cada realización profesional que describe el comportamiento esperado de la persona, en forma de consecuencias o resultados de las actividades que realiza en el desempeño de una profesión. Constituye la parte menor de un estándar de competencia.
  • Estándar de competencia: el conjunto detallado de elementos de competencia que describen el desempeño de las actividades y las tareas asociadas al ejercicio de una determinada actividad profesional con el estándar de calidad requerido. Será la unidad o elemento de referencia para diseñar, desarrollar y actualizar ofertas de formación profesional.
Su relación con las profesiones y las ocupaciones

No ha de confundirse CUALIFICACIÓN con PROFESIÓN u OCUPACIÓN. Una cualificación (ahora, un estándar de competencia) no regula una profesión, no establece normas sobre su ejercicio, ni la limita en ningún aspecto. Tampoco regula legalmente la formación necesaria para el ejercicio de una profesión, ni establece la formación para la obtención de un diploma o título.

Solamente establece un referente para que se puedan ordenar las ofertas formativas, la evaluación y acreditación de las competencias asociadas y para que, en su caso, se tenga en cuenta en la ordenación del trabajo, ya sea a través de la negociación colectiva, de la capacidad organizativa y funcional de las empresas o, excepcionalmente, a través de la regulación de la profesión.

Por ello, es posble que para identificar la cualificación que una persona puede acreditar tras años de experiencia laboral, se realice el camino inverso, desde la profesión y entorno profesional realizado a la cualificación de referencia. Para ello deben realizarse las siguientes preguntas:

  • ¿En qué he trabajado? ¿Dónde?
  • ¿Cuáles han sido las funciones, destrezas y capacidades que he desarrollado y realizado?
  • ¿Qué cualificación las recoge?

Las cualificaciones profesionales se han catalogado en las 26 familias profesionales dentro del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, que con la Ley Orgánica de ordenación e integración de la Formación Profesional pasa a denominarse Catálogo Nacional de Estándares de Competencias Profesionales.

Adquirir y acreditar competencias profesionales a través de la formación

En el marco del Sistema Nacional de Formación Profesional, las Administraciones Públicas competentes diseñan ofertas de formación profesional a través de las cuales es posible un reconocimiento oficial de las competencias adquiridas:

  • La Consejería de Educación y Formación Profesional es la responsable en Cantabria de organizar la formación profesional inicial y continua que pertenezca al sistema educativo no universitario. Las competencias se ordenan en títulos de formación profesional (básico, medio y superior) y en cursos de especialización.
    • Formación inicial: el itinerario de formación realizada, dentro del sistema educativo, desde el inicio de la escolarización hasta la finalización de la permanencia en el mismo, para la incorporación al mundo laboral. Esta denominación no está asociada al tipo de oferta de formación, sino al momento en el itinerario formativo de cada persona, durante la formación inicial y previa a la incorporación a la vida laboral activa.
    • Formación continua: cualquier tipo de formación realizada después de la formación inicial y de la incorporación a la vida activa, dentro o fuera del sistema educativo. Tiene como objetivo permitir a la persona adquirir, ampliar o actualizar sus conocimientos o competencias de cara a una adaptación, promoción profesional o reconversión de su itinerario de desarrollo personal o profesional. Esta denominación no está asociada al tipo de oferta de formación, sino al proceso de aprendizaje en el itinerario formativo de cada persona, después de la formación inicial y de la incorporación a la vida laboral activa.
  • El Servicio Cántabro de Empleo es el organismo responsable en Cantabria de organizar la formación profesional continua que no pertenece al sistema educativo no universitario, que ofrece a personas desempleadas y ocupadas la posibilidad de acreditar sus competencias adquiridas a través de acciones formativas vinculadas a la obtención de certificados profesionales.
    • Formación continua: cualquier tipo de formación realizada después de la formación inicial y de la incorporación a la vida activa, dentro o fuera del sistema educativo. Tiene como objetivo permitir a la persona adquirir, ampliar o actualizar sus conocimientos o competencias de cara a una adaptación, promoción profesional o reconversión de su itinerario de desarrollo personal o profesional. Esta denominación no está asociada al tipo de oferta de formación, sino al proceso de aprendizaje en el itinerario formativo de cada persona, después de la formación inicial y de la incorporación a la vida laboral activa.
Acreditar competencias profesionales a través de la experiencia

Además de a través de un proceso formativo formal (curso de formación profesional), la Administración convoca procedimientos de acreditación de competencias profesionales atendiendo a las necesidades del mercado laboral. Son las comunidades autónomas las responsables de dichas convocatorias y cualquier persona puede presentarse a cualquier convocatoria dentro del territorio nacional. 

Cada convocatoria determina qué cualificaciones profesionales abarca.

Una vez inscrita, a cada persona se le pedirá que demuestre lo que sabe hacer y después de superado el procedimiento, podrá obtener una acreditación con validez en todo el territorio nacional, así como orientaciones sobre los pasos a seguir para obtener una titulación.